Honda Finance Resuelve Investigación de Discriminación

American Honda Finance Corporation pagará $24 millones en compensación y cambiará la forma en que hace negocios para resolver un caso de discriminación presentada por el Departamento de Justicia y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Las dos agencias federales se unieron para investigar denuncias sobre prácticas de préstamos desagradables hechos por American Honda Finance Corporation. Los prestatarios alegaron que Honda Finanzas estaba involucrada en un patrón de discriminación en sus prácticas crediticias. Específicamente la investigación se enfocó en un sistema de discrecionalidad subjetiva y sin supervisión en que los precios de préstamo para afroamericanos, asiáticos, los de las islas del Pacífico, e hispanos estaban pagando intereses más altos que otros clientes. Esto no fue un caso aislado de un empleado canalla haciendo las cosas mal. La práctica era generalizada, afectando miles de clientes minoritarios. La investigación coordinada por el DOJ y el CFPB reveló que, en promedio, los afroamericanos tuvieron que pagar más de $250 más que los blancos en el transcurso del préstamo; Hispanos $200 más en promedio; y Asiático/personas de las Islas del Pacífico $150 más en promedio. Todo esto a causa de su raza u origen nacional, no por su capacidad crediticia.

El punto crucial del problema fue que Honda Finanzas, igual que otros prestamistas de automóviles cautivas, permitió concesionarios de automóviles amplia discreción para variar la tasa de interés más allá de lo que podría justificarse por factores objetivos de solvencia. Frecuentemente, el comprador de un automóvil le pedirá al gerente de finanzas algo como: "¿Cuál es la mejor tarifa que puede obtener para mí?" o: "¿Para qué califico?" El gerente de finanzas vuelve con un número que es mayor que lo que fue fijado inicialmente por el banco, pero el prestatario no tiene idea de que no es la tasa más baja en función de factores relacionados con el crédito. No saben que la tarifa ofrecida se basa en el prejuicio basado en su raza en lugar de factores basados en el mercado. Honda Finanzas alentó este comportamiento con su sistema de incentivos que pagó a los distribuidores por los préstamos que incluían un margen de interés más alto. Se podría decir que Honda Finanzas incentivó conducta engañosa o discriminatoria.

Como resultado del acuerdo, Honda limitará la discreción del concesionario a cobrar márgenes de tasas de interés y cambiará la forma en que se paga a los distribuidores para colocar sus préstamos. Líder de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, Vanita Gupta explicó: "Creemos que el nuevo sistema de compensación de Honda mantiene equilibrio entre compensación justa para los distribuidores y préstamos justos para los consumidores. Esperamos que el liderazgo de Honda estimule el resto de la industria a restringir marcas de distribuidores y precios discriminatorios."

No es difícil leer entre las líneas. Gupta implica claramente que Honda Finanzas no está solo. Otros comerciantes y prestamistas también conspiran para ofrecer las minorías condiciones menos favorables que ofrecen a los blancos. El interés debe ser función del costo del crédito, en relación con la capacidad del prestatario a pagar el préstamo. Si un prestatario tiene piel clara u oscura - o viene de Kenia, Tonga o Tennessee - debería ser irrelevante para la tasa de interés que paga. La Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito (ECOA) y otras leyes de protección para el consumidor prohíben precios discriminatorios.

El histórico acuerdo fue presentado esta semana en el Distrito Central de California. Los términos ahora deben ser aprobados por el tribunal.

Traducido por Rosa Baum del artículo de 16 Julio 2015 (Nancy Barron), ©Kemnitzer, Barron & Krieg, LLP